CONTACTO      BUSCADOR

cartasmujeres¿Cuáles eran las principales preocupaciones de las mujeres del siglo XIX? Eso y más quedó al descubierto en el nuevo libro que lanzó el Archivo y Biblioteca Nacionales de Bolivia, denominado Cartas de Mujeres: “otras” historias de Bolivia (1836-1869).
La publicación que fue hecha con el afán de revalorizar el patrimonio documental que resguarda el ABNB y de divulgar documentos sobre la temática del género femenino, muestra 70 misivas provenientes de diferentes lugares del territorio y destinadas a distintas personas entre esos años, publicación enriquecida con fotografías de damas del siglo XIX. 
“En una época de desigualdad en el ámbito de los derechos de las mujeres, estas cartas permiten acercarse a preocupaciones de índole ‘doméstica’ o ‘íntima’, relativas a la situación familiar a comienzos de la República (…) Casi no existen rastros escritos que nos permitan saber más de ellas y por ello son voces muy difíciles de encontrar”, destaca la presentación de la obra.
Sobre los conversatorios
El libro fue comentado en dos conversatorios virtuales, donde expusieron importantes personalidades como Alba María Paz Soldán, Cristina Wayar Soux, Kurmi Soto, Virginia Aillón y Rossana Barragán, como autora de la introducción. Todas con una mirada desde la literatura.
En el segundo evento, estuvieron presentes la peruana Claudia Rosas, la argentina Valeria Pita, y las bolivianas Ximena Soruco, María Luisa Soux, Rossana Barragán y Kurmi Soto. Este grupo realizó un análisis de la obra desde la mirada de la historia.
Durante el evento, Barragan hizo referencia a todos los documentos que no llegan a un archivo, como “cartas, diarios, pensamientos, notas de compra del mercado, confesiones, represiones que viven las mujeres, recorridos callejeros cotidianos, grafitis en las paredes y muchos otros andares, y estas huellas deberían ser parte de un proyecto colectivo para la creación de un archivo colectivo de mujeres”.
Para Píta, estas cartas “revelan mundos muy dispersos y complejos, nos permiten ver cómo eran sus relaciones comerciales, sus afectos, su vida cotidiana, y nos permitiría pensar a esas mujeres en el pasado de un modo más rico, pensando las maneras en que vivieron sus vidas”.
A su vez, Ximena Soruco sostuvo que las mujeres que escribieron estas cartas no eran indígenas, sino que pertenecían a una clase media alta y si bien en algunos casos no sabían escribir, de seguro tenían las condiciones para hacer que alguien más las escriba por ellas.
Con esta publicación, el ABNB cumple con su misión de difundir el patrimonio documental del Estado que resguarda en sus instalaciones, y que constituye parte de la memoria colectiva del país, convirtiéndose, además, en una fuente indispensable de información e investigación científica.